UNM presentará estreno mundial de la ópera «Alzedo» en el Teatro Municipal de Lima

Nota 01

La Universidad Nacional de Música (UNM) presentará la ópera “Alzedo”, con libreto de la dramaturga Maritza Núñez y música del compositor Álvaro Zúñiga, obra que en calidad de estreno mundial se pondrá en escena en el Teatro Municipal de Lima el martes 18 y miércoles 19 de octubre, contando con la participación de la Orquesta Sinfónica, el Taller de Ópera de la UNM, dirigidos por los maestros Wilfredo Tarazona y Wilson Hidalgo, respectivamente; además del Coro General, que dirige el maestro Jaime Augusto Contreras.

Con la dirección escénica del actor y director teatral Jorge Villanueva, esta ópera forma parte de las actividades especiales que la Universidad Nacional de Música, a través de su Comisión Música Perú Bicentenario, ha programado para continuar celebrando los 200 años de Independencia de nuestro país. Esta puesta en escena cuenta con el patrocinio de la Municipalidad de Lima y se desarrollará dentro de su programa “Vamos al teatro”.

“Alzedo” es un fresco operístico que presenta pasajes importantes de la biografía de José Bernardo Alzedo, compositor del Himno Nacional del Perú y el músico más importante de la época de la independencia de nuestra patria. Dichos pasajes de su vida van a la par de los más grandes acontecimientos históricos del tiempo en que vivió, haciendo un paralelo con el devenir de nuestra historia a inicios de la República. La libertad es el gran tema del libreto y de éste surgen temas como la esclavitud, la independencia, el racismo, la intolerancia, la desigualdad, el espacio marginal de la mujer en la sociedad peruana y la guerra.

Es una ópera de naturaleza pictórica compuesta por escenas simultáneas, pequeños mundos que se integran en una arquitectura compleja, donde el público podrá apreciar una especie de mural que va conformándose en el escenario mientras avanzan las escenas. Aborda temas que siguen siendo una interrogante en nuestros días: la necesidad de construir un país democrático e inclusivo y la necesidad de un desarrollo cultural integral, son metas que no han perdido actualidad en el siglo XXI en el Perú.

En la ópera “Alzedo” hay momentos íntimos y también momentos épicos como la Declaración de la Independencia o la Batalla de Ayacucho. Su historia busca rescatar y perennizar los aportes culturales e históricos, cultivando valores y conciencia cívica en el ámbito nacional, objetivos que la UNM lleva consigo y por ello ofrece al público eventos como este, que van acorde con el rango de primera entidad académica estatal en la formación de músicos profesionales en nuestro país.

Próximamente se conocerá cómo el público podrá asistir a cada una de las funciones, información que será difundida en la página web de la Universidad Nacional de Música: www.unm.edu.pe

Puede descargar y leer el programa de mano aquí.


José Bernardo Alzedo (1788–1878), compositor peruano, fue hijo de Rosa Retuerto, una mulata libre y de José Alzedo, médico cirujano. Vivió en Chile cuarenta años entre 1823 y 1864.

Compuso música culta, especialmente sacra y música popular como «La chicha» o «La cora». Ingresó al Convento de San Agustín donde realizó estudios musicales. Posteriormente, ingresa al Convento de Santo Domingo en el cual viste el hábito de hermano terciario, debido a su condición de mulato. Allí estudia y se destaca rápidamente, de modo que muy pronto se convierte en maestro. Muy joven compone su primera misa. Defensor de los ideales liberales, decide abandonar el convento para integrarse al movimiento independentista. Ingresó en el Batallón Número Cuatro de Chile como Músico Mayor; también participó en las Campañas de Intermedios, en las Batallas de Torata y de Moquegua, en la toma de Arequipa, en la defensa del Real Felipe. Trabajó en la Catedral de Santiago de Chile, donde dejó una huella valiosa.

Alzedo persiguió un gran sueño: la creación de un Conservatorio. Su proyecto nunca llegó a concretarse, no obstante, en más de una ocasión le prometieron que se haría realidad y que él sería el director. Fue un gran maestro y un erudito, como lo demuestra su libro Filosofía Elemental de la Música (1868).

Defendió los ideales de libertad, justicia, igualdad. Fue un pensador de notable ética humanista. Su compromiso con los ideales de la Independencia guiaron sus pasos. Tuvo un pensamiento adelantado a su época y su legado intelectual tiene hoy más vigencia que nunca.

Suscríbete a nuestro boletín

Compartir en:

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en email

Se pone en funcionamiento el nuevo sistema de Mesa de Partes Virtual de la UNM

Concurso de solistas para presentarse junto a la Orquesta Sinfónica de la UNM

Del 21 al 24 de mayo se realizó la Bienal de Piano Colaborativo

Nuevos instrumentos musicales y mobiliario para la comunidad de la UNM